Mejora del desempeño energético Nro. 1

This post is also available in: enEnglish deDeutsch frFrançais itItaliano

 

Cuando la última persona en salir a la noche apaga las luces, ¿cuántos de nosotros nos dejamos tentar por una falsa sensación de seguridad al pensar que el consumo de energía de nuestras oficinas o fábrica también se apaga durante la noche?

Siempre adaptamos registradores de energía para registrar el consumo de energía fuera de horario laboral como parte de la revisión de energía llevada a cabo para implementar el Sistema de Administración de Energía ISO 50001.

Los resultados, como podría imaginarse, son muy variados, pero en varias ocasiones el equipo de registro reveló algunos casos alarmantes donde las demandas en horarios no laborales cuando los edificios no están ocupados no eran muy diferentes de las demandas en horario de trabajo.

El cuadro que sigue ilustra un ejemplo de uno de nuestros registradores de energía que monitorea el consumo del aire acondicionado en sólo un piso de un edificio de oficinas de seis pisos al norte de Londres.

El rectángulo azul resalta el consumo de electricidad entre las 7:00 pm y las 6:00 am y revela que el sistema de aire acondicionado consumió cerca de 300 kWh para mantener una temperatura ajustada en 19.0 grados Celsius en las oficinas a pesar de que el edificio no estaba ocupado.

Mediante la extrapolación del resultado en kWh por la cantidad de horas sin trabajar por año, la energía desperdiciada estimada trepaba a unos asombrosos € 19.227 por año y eso era sólo para un piso del edificio de seis pisos.

Consumo de energía en horas en que no se trabaja.

Una investigación posterior del sistema de aire acondicionado reveló que la función del temporizador en los controladores locales parecía no haber estado configurada adecuadamente, ya que las unidades split se habían instalado varios años antes.

Los sensores de ocupación que se pueden comprar como un extra opcional a los proveedores, o que además hasta pueden readaptarse, también apagan el aire acondicionado cuando no hay gente presente y por lo tanto ayudan a dejar una huella adicional en las facturas de energía.

Los sensores de ocupación ahorran dinero.

Los hallazgos de la revisión de energía respaldaron nuestras observaciones anteriores hechas de acuerdo al ESOS mediante el cual con frecuencia se puede lograr una mejora notable en el desempeño energético, a veces con poco o ningún desembolso de capital en absoluto.

Deja un comentario